¿Qué es necesario para crear una app de salud eficaz?

Home » Blog » ¿Qué es necesario para crear una app de salud eficaz?

Diseñar app de salud eficaz

Posted on

Según la Asociación de Investigadores en Salud (AIES), actualmente contamos con alrededor de 300.000 apps de salud, sin embargo la mayoría no son eficaces puesto que carecen de validez científica o presentan problemas de seguridad. Por otra parte, el estudio sobre el estado y tendencias de la salud móvil (mHealth App Developer Economics 2016) publicado por research2guidance, destaca el hecho de que en el mercado de apps de salud siguen aumentando el número de aplicaciones disponibles, pero el ritmo de descargas de las mismas no, lo que hace que hablemos de un fenómeno de saturación.

¿Por qué el ritmo de descargas se estanca? ¿Por qué no todas estas apps son válidas? ¿Qué es necesario para que una app de salud sea eficaz?

Las aplicaciones de la llamada mHealth son usadas tanto por médicos como por pacientes, y entre sus objetivos está mejorar la comunicación entre estos y promover los estilos de vida saludables. Sin embargo no siempre lo consiguen.

Para que una app de salud sea efectiva debe cumplir 5 requisitos:

  • Poseer un elevado grado de usabilidad.
  • Crear refuerzos positivos que lleven a comportamientos saludables.
  • Facilitar el apoyo social y la interactividad con el entorno del usuario.
  • Ofrecer el apoyo de un experto que intervenga o asista al usuario.
  • Cumplir con los requisitos de calidad establecidos.

ELEVADO GRADO DE USABILIDAD

Un estudio de la BYU (Brigham Young University) publicado en la Journal of Medical Internet Research estudió la relación entre las teorías del comportamiento y la pérdida de peso en apps de salud para ver qué características promueven objetivamente comportamientos de salud favorables. Para ello se estudiaron las respuestas de 217 usuarios potenciales de una app de dietas y nutrición en base a aquellas características por las cuales las puntuaban favorablemente.

El equipo de investigación encontró que el 62,9% de estas apps eran sencillas de usar, algo que facilita significativamente salvar una de las principales barreras: aceptar el cambio de rutinas hacia un comportamiento de salud favorable y mejorar así la adherencia.

La información básica es sorprendentemente útil para los usuarios de las aplicaciones. Cuanto más sencilla de navegar, más efectiva se muestran las apps de salud.

REFUERZOS POSITIVOS PARA COMPORTAMIENTOS SALUDABLES

Aproximadamente un 60% de los participantes en el estudio de la BYU afirmó rotundamente que el uso de apps de dietas y nutrición incrementó su motivación para desarrollar una dieta saludable, mientras que un 36,8% adicional se mostró de acuerdo con esta afirmación. En total un 66,4% de los que respondieron afirmaron que habían sentido un feedback positivo por seguir una dieta saludable.

Las aplicaciones que promueven los refuerzos positivos pueden frenar algunos de los hábitos y conductas más perjudiciales para la salud. Otro ejemplo de ello se vio con el estudio de la app Clickotine, que ofrecía “misiones” centradas en el paciente que fomentaban el abandono del hábito de fumar. Además, las interfaces también permitían a los usuarios dejar de fumar a su propio ritmo, de modo que las metas pudieran ser continuamente establecidas y completadas sin la presión externa de otras partes interesadas. “Los resultados de esta evaluación inicial sugieren que los participantes de Clickotine se involucraron con la aplicación y parecían permanecer comprometidos con ella durante la mayoría de la duración del estudio en promedio; así mismo se puede afirmar que el uso de Clickotine puede estar asociado con los resultados de cesación”, dijo el grupo de investigación que estudió el potencial de Clickotine.

SOCIAL MEDIA E INTERACCIÓN

Existe una marcada tendencia a compartir todo lo que hacemos en las redes sociales, sobre todo cuando es algo positivo y/o digno de admiración. Por lo tanto conectar a los pacientes con amigos y familiares a través de los medios sociales puede ser un método poderoso para mejorar las conductas de salud del usuario.

En el estudio de BYU, el 58% de los participantes sintió que las aplicaciones aumentaron el apoyo social para mejorar sus hábitos alimenticios. El 56% encontraron que la aplicación aumentó su creencia de que otras personas querían que llevasen una dieta saludable, y el 57% dijo que creían que otras personas también estaban llevando a cabo dietas saludables.

gamificación y saludEn la aplicación Clickotine para dejar de fumar, los usuarios pueden registrar sus estadísticas, progreso y otros detalles de sus objetivos para compararlos con los miembros de la familia y otros seguidores. Esto se conoce como “gamificación”, y ha demostrado ser extremadamente útil en la adherencia a las conductas de salud.

Expertos en gamificación en salud dicen que tener características en la aplicación vinculadas a puntuaciones y estadísticas de seguimiento permite llegar a partes del cerebro que vinculan la inversión emocional y gratificación a la mejora de estilos de vida saludables.

ASISTENCIA PROFESIONAL

Posiblemente la característica más importante de una aplicación de salud es su capacidad para mejorar objetivamente una métrica, un comportamiento o una condición clínica específica. Si fallan en impulsar mejoras en la salud, entonces no están satisfaciendo las necesidades de un paciente.

Del total de participantes en el estudio de BYU, el 58,5% encontró que las aplicaciones de dieta y nutrición ayudaron a alcanzar su objetivo de llevar una dieta saludable. Un 57% dijeron que aumentaron su frecuencia de comer alimentos saludables, y un 54,4% indicaron que experimentaron una mayor predisposición a comer alimentos saludables.

Los participantes de la BYU también descubrieron que las aplicaciones aumentaban su conocimiento sobre la salud sobre cómo la mala dieta conduce a condiciones de salud adversas.

Añadir intervenciones de un profesional, en forma de “coaching”, los chequeos online y otros tipos de apoyo pueden aumentar aún más los comportamientos positivos y mejorar la salud en general.

Un ejemplo de ello está en un equipo de la Universidad de California San Francisco (UCSF) que descubrió que el coaching con profesionales médicos podía ayudar a reducir el peso y mejorar la salud del corazón en pacientes pediátricos. Los niños que usaron una app en conjunto con la asistencia proporcionada por teléfono, correo electrónico o videoconferencia redujeron su índice de masa corporal más que los que sólo usaron la app.

CONTROL DE CALIDAD

Es evidente que ante la monumental cantidad de aplicaciones de salud disponibles, debe existir un control en la calidad de éstas para poder considerar su eficacia.

En el caso de España, desde 2013 existe un sistema que identifica aquellas apps de salud más seguras y con mayor calidad para realizar un seguimiento de nuestra salud, se trata del Distintivo AppSaludable, un sello desarrollado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía que realiza una evaluación externa de las apps apoyándose en profesionales clínicos.

También existe el Índice iSYScore, desarrollado por la Fundación iSYS. Se trata de un catálogo de apps que se confecciona anualmente a partir de las recomendaciones de asociaciones de pacientes y de la inscripción voluntaria, y mide 3 dimensiones (interés, confianza y utilidad), según 16 criterios.

Para que las apps de salud sean eficaces necesitan ser intuitivas, “sociables” y poseer características que sean motivacionales e inspiren a los pacientes a tomar mejores decisiones de salud. Además es recomendable que estén apoyadas por asistencia médica y que cumplan con los estándares de calidad que establezca cada territorio.

Artículo original: https://mhealthintelligence.com/news/what-features-are-needed-to-make-an-mhealth-app-effective

Imágenes: Freepik