Qué es el Shadowban de Instagram y cómo puedes evitarlo

Home » Blog » Qué es el Shadowban de Instagram y cómo puedes evitarlo

Posted on

Actualmente, Instagram es una de las redes sociales más efectivas para conseguir llegar a nuestra audiencia, pero hay un enemigo silencioso del que tenemos que estar muy pendientes: el Shadowban.

¿Has notado que tu contenido de Instagram está teniendo menos alcance y engagement últimamente? Aunque no lo creas, puede que tu cuenta haya sido «shadowbanned». Vamos a ver en qué consiste esto del «baneo en la sombra», si puede traducirse en un daño real para nuestra estrategia de marketing digital y qué podemos hacer para salir de él.

¿Qué es el Shadowban?

El concepto de shadowban se refiere a cuando una red social le quita prioridad a una cuenta, algo que puede repercutir de varias formas en su alcance. Por ejemplo, la cuenta se volverá más difícil de encontrar cuando se busque manualmente e incluso, el contenido de la misma ya no aparecerá con tanta frecuencia en el feed de los seguidores.

En la mayoría de los casos, que el contenido de nuestra cuenta se restrinja provocará una disminución tanto en el engagement como en el alcance, dos de los principales pilares del marketing digital.

¿Por qué se produce el Shadowban?

Existen varios motivos que llevan a las redes sociales a decidir ocultar entre las sombras el contenido de una cuenta, pero los principales son los siguientes:

No seguir las normas comunitarias

Las pautas de la comunidad de Instagram especifican claramente qué tipos de contenido no están permitidos en su plataforma.  Concretamente, la red social no acepta que se produzcan y difundan contenidos que inciten a la violencia, el odio y la discriminación. Lógicamente, si publicas contenido inapropiado según estas normas, Instagram puede limitar tu cuenta e incluso, suspenderla.

Un contenido puede ser apto según las reglas de Instagram, pero no apropiado para algunas audiencias específicas como, por ejemplo, los menores.

Pero en el caso del shadowban no se trata solo de no cumplir con las normas, sino también puede aparecer si publicamos contenido que no vaya en contra de las normas. ¿Cómo puede ser? Simplemente, un contenido puede ser apto según las reglas de Instagram, pero no apropiado para algunas audiencias específicas como, por ejemplo, los menores.

Si esto pasa e Instagram considera que nuestro contenido no es adecuado para ciertas audiencias a las que nos dirigimos, probablemente no lo mostrará. ¿Qué pasa si este «contenido inapropiado» es parte de nuestra marca? Entonces tendremos que tratar de aumentar el target de audiencia, de modo que, siempre que no infrinjamos las pautas de Instagram, nuestro contenido pueda aparecer en todos los feeds.

Utilizar siempre los mismos hashtags

Si bien la falta de creatividad no es en sí una acción dañina, al algoritmo de Instagram no le gusta nada que reutilicemos hashtags. Así que, en la medida de lo posible, intenta no repetirlos por defecto, trata de siempre usar aquellos relacionados con lo que publicas y, sobre todo, de no aplicar ninguno de los que se encuentran en la lista negra de la red social.

Comprar seguidores y/o me gusta

Hemos hablado con anterioridad de las deletéreas consecuencias de comprar seguidores en las redes sociales, pero es una práctica que se sigue llevando a cabo. Ten siempre muy presente que el algoritmo de la red social es capaz de darse cuenta de la incoherencia entre picos de likes y seguidores que aparecen sin haber producido contenido de calidad. En el momento en que lo detecte, aplicará las penalizaciones pertinentes, y entre ellas está el shadowban.

Cómo eliminar el Shadowban de tu cuenta

Si has notado una caída importante en las interacciones de tu audiencia y sospechas que tu cuenta pueda estar sufriendo restricciones, es muy posible que el shadowban esté detrás de todo esto. Algunas cosas que puedes hacer para intentar librarte de esta maldición digital son las siguientes:

  1. Elimina los hashtags ofensivos o repetidos. De hecho, lo recomendable es eliminar todos los hashtags de, al menos, las últimas diez publicaciones para evitar problemas.
  2. Desactiva aplicaciones externas a Instagram que estén conectadas a la cuenta como las que se utilizan para monitorizar las estadísticas del perfil.
  3. Deja de publicar contenido durante al menos 3 días. Después de ese tiempo, vuelve y publica una imagen, pero sin hashtags. A continuación vuelve a tu cadencia de publicaciones habitual.

Recuerda que lo fundamental para evitar cualquier problema con Instagram y su algoritmo es ser coherente con lo que publicas y tu audiencia. Siempre atente a las normas de la red social antes de crear una estrategia de redes sociales para no tirar por la borda todo el trabajo realizado.

Recuerda que, si necesitas ayuda con cualquier cosa relacionada con tu estrategia de redes sociales, estaremos encantados de ayudarte.