Intención de Búsqueda y SEO Semántico

Home » Blog » Intención de Búsqueda y SEO Semántico

Intención de búsqueda y SEO semántico

Posted on

El SEO tradicional basado en la conjunción de ubicación y repetición de palabras clave, optimización de títulos y urls, y aplicación de linkbuiling se ha quedado incompleto para Google, que se decanta por un SEO semántico en el que la intención de búsqueda del usuario tiene el mayor peso.

¿Qué es la intención de búsqueda?

Desde la llegada de Hummingbird en 2013, Google empezó a dejar claro que su objetivo es tratar de entender lo mejor posible las búsquedas que lanzan los usuarios en su buscador para ofrecerles las mejores respuestas. Estamos hablando de la capacidad de poder contestar a búsquedas complejas, como por ejemplo “¿Quién es la mujer del presidente de Estados Unidos?”, donde Google es capaz de:

– Entender que hablamos del momento actual.
– Ofrecer resultados en base a un elemento que no está explícito (Donald Trump).
– Ofrecer resultados complementarios.

búsquedas complejas en Google

Para entender al usuario, Google no sólo tiene en cuenta la keyword buscada, sino también otros indicadores como el dispositivo desde el que se hace la búsqueda, la localización del usuario, la experiencia previa, las tendencias del momento… haciendo uso de RankBrain (el 3º factor de posicionamiento más importante para Google, junto al linkbuilding y el contenido). Con lo cual Google ha pasado de mostrar una lista de resultados en base solamente a las keywords, a organizar su ranking interpretando lo que conocemos como semántica latente, donde entran en juego familias de palabras, sinónimos, términos relacionados…

No se trata de lo que busquemos, sino de lo que queremos encontrar.

La intención de búsqueda es el objetivo final que persigue el usuario cuando realiza una consulta en Google. De lo que hay que ser conscientes es de que no todos los usuarios tienen un mismo objetivo y, aún en el caso de compartirlo, cada uno de ellos puede encontrarse en un momento diferente del proceso de conversión que le llevará al final de su camino.

Un usuario que busca información sobre una reacción alérgica en la piel no espera encontrar lo mismo que aquel que busca un tratamiento para curar una reacción alérgica en la piel o el que quiere comprar un producto con el que tratar la alergia cutánea. Estos 3 usuarios se encuentran en diferentes fases del funnel de conversión, con lo que sus intenciones de búsqueda son muy diferentes y así lo demuestran los resultados que ofrecería Google:

Intención de búsqueda en SEO

resultados SEO búsqueda informacional

SEO semántico

Así, podemos ver cómo en el primer caso se ofrecen resultados SEO basados en una búsqueda informacional, donde el usuario necesita conocer o identificar determinados síntomas (verificar si se trata de alergia o dermatitis o consultar cuáles son las reacciones alérgicas más frecuentes en la piel); tratándose de una fase muy temprana: “¿Qué es?”. En el segundo caso se da un paso más, entramos en una búsqueda transaccional (donde existe una intención de compra) y ya se ofrecen resultados que dan respuesta a una necesidad más específica y acercan al usuario hacia una posible conversión (se muestran las opciones que posee): “¿Cómo puedo solucionar mi problema?”. En la tercera búsqueda el usuario está en la fase final del funnel y se le ofrece directamente la solución (aparecen ya imágenes de producto y el módulo de shopping): “Quiero esto”.

El SEO semántico en la intención de búsqueda

Está claro que la inteligencia artificial está haciendo que los robots de Google vayan más allá de realizar una tarea mecánica de identificación de signos y traten, además, de interpretar tales signos.

La semántica es la parte de la lingüística que estudia el significado de signos lingüísticos como las expresiones. Por lo tanto, hablar de SEO semántico es hablar de un SEO que no se basa en los signos, sino en su significado, donde las SERPs sean capaces de reinterpretar a éstos para generar las respuestas más precisas posibles que esperan encontrar los usuarios con cada pregunta.

El algoritmo de Google actualmente está centrado en interpretar correctamente y no en evaluar un texto, por lo tanto utilizar un lenguaje natural en los contenidos que generemos es fundamental (máxime si tenemos en cuenta que el porcentaje de búsquedas por voz ya se estimaba en un 20% del total en 2016 y, según ComScore, supondrá un 50% en 2020). Esto supone que, por ejemplo, en el caso de negocios del sector salud, este punto del lenguaje ayudará a identificar claramente una web dirigida a un público más profesional de aquella focalizada en la población general, separando visiblemente intenciones informativas de otras más comerciales.

No todos los contenidos, artículos, secciones de nuestra web, pueden satisfacer diferentes intenciones de búsqueda. Si hasta ahora eran las keywords las que determinaban el diseño y contenido que conformaría cada parte de nuestro sitio web, este protagonismo se lo lleva ahora la intención de búsqueda, y en base a ello trabajaremos después aquellas keywords que mejor CTR nos puedan ofrecer para una intención de búsqueda dada (no podemos pretender que una ficha de producto responda a una intención de búsqueda informacional, aunque sí lo hará cuando esa intención sea comercial o transaccional).

La importancia de la intención de búsqueda para el SEO es una realidad a la que debemos saber adaptarnos, y desde ComDotCom estaremos encantados en colaborar en tu proyecto si necesitas nuestra ayuda.

Imágenes: Freepik