GIFs y memes en marketing digital, un arma de doble filo

Home » Blog » GIFs y memes en marketing digital, un arma de doble filo

Posted on

Internet ha cambiado muchas cosas, pero quizás una de las más importantes sea el modo en el que nos comunicamos.

En los últimos años, ha proliferado un «sublenguaje» digital en el que elementos visuales como los memes o los GIFs, se han convertido en un vía para comunicar de forma simple y de generar sentimiento de pertenencia a la comunidad.

Si bien ambos pueden parecer intrascendentes a priori, debemos tener en cuenta que pueden ser poderosas herramientas virales para generar opinión e interés, lo que nos lleva a nuestro campo: el marketing digital.

Pero no debemos pasar por alto que, al igual que pueden ayudarnos (dependiendo del contexto y de otros muchos factores), un mal uso de los mismos puede empobrecer y deteriorar nuestra imagen de marca.

Memes y GIFs: úsalos con mesura y coherencia

Un GIF es un elemento visual que nos muestra una serie de imágenes secuenciales, produciendo un efecto animado. Aunque no cuentan con sonido, los GIFs pueden incluir subtítulos y superposiciones de texto, por lo que en marketing vamos a poder utilizarlos para comunicar prácticamente cualquier mensaje.

El caso de los memes es bastante más delicado por su naturaleza humorística. Estas imágenes reducen casi al absurdo un concepto cultural o históricamente reconocido entre las personas. Además, algunos memes pueden ser muy de nicho, por lo que de cara a utilizarlos en marketing debemos tener muy claro el target al que nos vamos a dirigir.

Otro riesgo que corremos al utilizar este tipo de elementos es que, si los aplicamos de forma indebida, podemos acabar empobreciendo la comunicación en lugar de complementarla. Además, ambos pueden generarnos una crisis de reputación si el público objetivo al que se dirigen no es el apropiado o si estamos tratando un tema delicado.

Ahora que ya hemos dejado claro que estos elementos son muy útiles, pero que requieren atención, vamos a ver la mejor manera de utilizarlos para ganar engadgement y generar comunidad.

Usando los GIFs en tu estrategia

Lo mejor de los GIFs es que prácticamente todas las redes sociales tienen una herramienta de búsqueda de integrada, por lo que puedes disponer de estos siempre que lo necesites sin tener que buscar en sitios externos.

Debido a su naturaleza animada, los GIFs son ideales para compartir contenido educativo breve, en el que se muestre al público cómo hacer algo. Incluso podemos crear a partir de un GIF un mini-tutorial completo para nuestra audiencia, alimentando aún más nuestro Inbound Marketing.

También pueden ayudarte a mostrar tu producto o servicio en funcionamiento, algo mucho más llamativo que las imágenes estáticas habituales. En general, te permitirán resaltar las características y funciones clave de tu producto. Además, como estos se repiten automáticamente, los usuarios no tienen que salir de tu publicación para volver a revisarlo ni tienen que descargarse nada en sus dispositivos.

¿Y qué hacemos con los memes?

Cualquier imagen con un texto no resulta graciosa per se

Los memes deben ir enfocados a un público más joven, uno que se sienta cómodo con ellos por su componente generacional. Tampoco deben emplearse si estamos vendiendo un producto que pueda comprometer temas delicados como la salud, la política, minorías o la religión (por poner algunos ejemplos). Dicho esto, entre algunas de sus ventajas tenemos:

  • Potencian el engagement al ser fáciles de compartir (muchos se hacen virales)
  • Pueden ser reconocidos por todo el mundo incluso sin tener texto.
  • Tienen un coste de desarrollo bajísimo.
  • Se basan en el sentido del humor, algo muy importante para conectar con las personas y comunidades.
  • Suelen tratar temas de actualidad, por lo que nos pueden ayudar a impulsarnos en un momento concreto, aunque el tema no tenga que ver directamente con lo que vendemos.

A pesar de su sencillez, la recomendación es que no los hagas por hacer, ya que cualquier imagen con un texto no resulta graciosa per se. Estudia bien el contexto cultural y social de tu target y sobre todo, nunca deben ser desacordes a tu imagen de marca. Todo lo que publiques, incluso los memes, tiene que casar con tus valores e imagen de marca.

Como hemos visto, estos dos elementos te pueden ayudar mucho, pero hay que saber cómo y cuándo utilizarlos. Si necesitas ayuda con esto o con cualquier otro asunto relacionado con tu estrategia de marca, no dudes en contactarnos, estaremos encantados de poner nuestros conocimientos a tu servicio.