Marketing orgánico en redes sociales: esta es la estrategia que sí funciona

Home » Blog » Marketing orgánico en redes sociales: esta es la estrategia que sí funciona

Posted on

Dentro del panorama digital actual,  tener canales de redes sociales no es suficiente. Para destacar, se necesita una estrategia de marketing orgánico intencional que fomente el compromiso y la lealtad genuino con nuestra comunidad y potenciales leads.

Además, sin una dirección estratégica, corremos el riesgo de no tener más que feeds desordenados y de desperdiciar esfuerzos. Una estrategia orgánica bien definida nos permite conseguir una base comunitaria leal, algo imprescindible en esta era de ruido excesivo y falta de autenticidad.

Dicho esto, veamos cómo optimizar nuestra estrategia de maketing orgánico para que sí funcione.

Paso 1: define tu misión, establece tus metas

Lo primero y más importante es definir qué queremos lograr, cuáles son nuestros objetivos orgánicos de marketing en redes sociales. Estos pueden ser desde generar x ingresos en un período de tiempo concreto tras lanzar un nuevo producto, hasta crear un número elevado de leads. También es posible que busques crear evangelistas leales de la marca que transmitan la pasión de tu producto a otros consumidores. Esto es algo que algunas marcas, sobretodo de tecnología (Apple, Xiaomi…) hacen muy bien.

Paso 2: elabora mensajes convincentes

Una vez que tenemos claro lo que queremos conseguir, debemos pasar a la acción. Elabora cuidadosamente los mensajes de tu marca; cada contenido que publicas en las redes sociales contribuye a ampliar la historia que le cuentas a tus seguidores sobre lo que ofreces. Un ejercicio que ofrece muy buen resultado es ver tus feeds como lo haría un usuario. Según los expertos, los usuarios se desplazarán por tu contenido tres veces antes de decidir si quieren seguirte o no, así que asegúrate de que les ofreces algo realmente atractivo.

Cuando estés viendo tu feed hazte las siguentes preguntas:

  • ¿Qué historia le estoy contando a mis posibles nuevos seguidores en mis últimos contenidos?
  • ¿Estoy mostrando diversas facetas de mi marca?
  • ¿Mi contenido es entretenido y atractivo?

Ten siempre presente que no necesitas una historia elaborada en cada publicación en tus redes sociales. La clave es tener una historia global unificada que se alinee con sus objetivos.  Además, ver tu feed como usuario te ayuda a detectar cosas que tienen margen de mejora.

Paso 3: Calidad sobre cantidad

Tener publicaciones diversas que tengan relación con tus objetivos y resuenen visualmente con ellos creará una narrativa social memorable y de alto impacto para los clientes potenciales. Siempre, siempre, tus mensajes deben tratar de ofrecer el valor que tus seguidores buscan; recuerda, no se trata de ti o de tu marca, sino de qué puedes ofrecerles.

Paso 4: evaluar cada medio

A continuación, evalúa cuidadosamente qué plataformas de redes sociales se adaptan mejor a tu contenido orgánico y a tu público objetivo. Tanto las audiencias y como las normas en torno al consumo de contenido difieren en cada canal de redes sociales. Por lo tanto, reinventa y optimiza tu contenido para cada plataforma en lugar de simplemente reutilizar las mismas publicaciones en todas partes.

Resiste la tentación de crear cuentas sólo porque tienes en otras redes, pues las inactivas normalmente no pasan desapercibidas y generan el efecto contrario al que buscamos. Del mismo modo, si tienes una cuenta en una red social redes con años de contenido, no la elimines. En su lugar, haz una publicación en las otras redes sociales diciendo que ahora estás activo en la “plataforma x” y redirige al público.

Recuerda también la importancia de monitorizar las conversaciones relevantes que ocurren en tus canales sociales sobre tu marca, productos o servicios. El trabajo no termina una vez que presionas «publicar», debemos ser exhaustivos en este aspecto para que nada se nos pase por alto.

Paso 5: realizar un seguimiento y revisar las métricas

El último paso es seleccionar indicadores clave de desempeño para saber realmente si estamos o no consiguiendo resultados con nuestra estrategia de marketing orgánico.  Determina qué métricas se alinean con tus objetivos: número de seguidores, interacciones, impresiones, etc. Pero no las establezcas y las olvides; mide con perserverancia si las métricas nos están dando resultados y valora si deberías cambiarlas por otras. Elijas la métrica que elijas, te recomendamos que pongas por encima el compromiso frente al alcance pasivo. Recuerda, las interacciones separan la señal del ruido y siempre que hay una participación significativa, el alcance y las impresiones seguirán con el tiempo.

Y hasta aquí los pasos para una estrategia orgánica enfocada en el éxito. Recuerda que si lo necesitas, nosotros estamos a tu disposición para ayudarte con esto o cualquier asunto relacionado.