4 razones por las que NO deberías comprar seguidores en Instagram

Home » Blog » 4 razones por las que NO deberías comprar seguidores en Instagram

Logo de Instagram sobre fondo marrón

Posted on

La influencia en las redes sociales es, tanto para empesas como particulares, más que un símbolo de estatus, es una moneda de cambio, una puerta abierta a nuevos trabajos, colaboraciones y por ende, a ganar dinero.

Esto hace que la idea de comprar seguidores en redes como Instagram sea más que tentadora. No son pocos los influencers o marcas relevantes de las que se sospecha que lo han hecho. Sin embargo, este atajo está lleno de trampas que pueden socavar tu credibilidad, impactar el rendimiento de tu cuenta e incluso poner en peligro su existencia.

Si estabas pensando en llevar a cabo esta «estrategia», te recomiendo que sigas leyendo antes de hacerlo. Te voy a contar cuatro razones por las que la compra de seguidores en Instagram es una estrategia que, especialmente como marca, deberías evitar.

1. Falta de compromiso genuino 

Uno de los principales inconvenientes de comprar seguidores es la ausencia marcada de compromiso que acompaña a estos números inflados. Los seguidores que se compran a menudo son bots o usuarios inactivos que no contribuyen en nada más allá de engordar tu cantidad de seguidores. El compromiso genuino, medido a través de interacciones (me gusta, comentarios y compartidos) es una métrica vital para valorar el interés de la audiencia en tu contenido.

Sin engagement, no hay marca, y ahí reside el verdadero éxito en Instagram, o cualquier plataforma de redes sociales; en cultivar una comunidad que participe activamente y se interese por tus publicaciones. La falta engagement auténtico de estos seguidores comprados puede hacer que salte la liebre. Esto no solo hará que tus clientes potenciales no confíen en tu marca, sino que la propia Instagram te penalice.

Comprar seguidores en instagram

2. Daño a la credibilidad y la reputación al comprar seguidores

La confianza es la piedra angular de cualquier relación, incluida la que existe entre una marca y sus seguidores. Cuando compras seguidores, corres el riesgo de dañar tu credibilidad una vez que tu audiencia o posibles socios comerciales perciban la discrepancia entre tu cantidad de seguidores y las tasas de interacción (una cuenta con muchos seguidores y pocos likes en la publicaciones, por ejemplo).

Esto puede llevar a una pérdida de confianza entre tus seguidores reales, quienes pueden sentirse engañados por la inflación artificial de tu cuenta. Este deterioro de la relación y confianza puede ser especialmente perjudicial si buscas construir relaciones a largo plazo con tu audiencia (como ya te hemos contado alguna vez que es importante hacer) o colaborar con otras marcas.

3. Violación potencial de las políticas de Instagram

Instagram, propiedad de Meta (anteriormente Facebook), combate activamente los seguidores falsos y el uso de servicios de terceros que promueven el crecimiento artificial. Los algoritmos de la plataforma están diseñados para detectar y eliminar cuentas falsas y pueden penalizar a los usuarios que participan en tales prácticas. Comprar seguidores no solo viola los términos de servicio de Instagram, sino que también puede llevar a sanciones, incluida la reducción del alcance, la eliminación de seguidores falsos o incluso la suspensión o eliminación de tu cuenta.

Aunque suene a normas taxativas, invertir en una estrategia tan arriesgada puede, por lo tanto, resultar contraproducente, llevando a un retroceso significativo o incluso al fin de tu paso por Instagram.

4. Asignación inadecuada de recursos

Invertir en seguidores comprados es esencialmente tirar dinero en una estrategia que no ofrece un verdadero retorno de la inversión (ROI). Los fondos gastados en adquirir seguidores falsos podrían utilizarse mejor en desarrollar contenido de alta calidad o invertir en publicidad. Estas alternativas no solo se adhieren a las políticas de Instagram, sino que también promueven un crecimiento sostenible al atraer seguidores reales que estarán realmente interesados en tu contenido.

Además, enfocarse en estrategias de crecimiento auténticas puede mejorar tus tasas de compromiso.

En conclusión, que te seduzca la idea de aumentar rápidamente nuestra cantidad de seguidores en Instagram haciendo «trampa» es lógico, sin embargo, las consecuencias superan con creces los beneficios percibidos. Recuerda, lo importante es contenido atractivo, interactuar con tu audiencia y emplear estrategias legítimas de crecimiento. Sabemos que esto lleva tiempo y esfuerzo, por eso estamos aquí, para ayudarte con esto y cualquier otra cosa que necesites.